Nacimos y crecimos en esta tierra caliente de sol, llanuras, montañas y cielos inmensos. Fuimos sobrevivientes de tempos oscuros de nuestra historia; tanto de la dictadura como del neoliberalismo de los ‘90, nos forjó el espíritu y el temperamento.

Pero el verdadero triunfo es haber levantado las banderas caídas de nuestros padres, de nuestras madres, banderas colmadas de sueños de igualdad y libertad. El camino no ha sido fácil, lleno de obstáculos e indiferencias, pero en ese camino fuimos encontrándonos con compañeros y compañeras, haciendo de este  camino escabroso un espacio de disputa, de cuestionamiento, alegrías y encuentros.

 Hoy, nuestras convicciones están más fuertes que nunca. Hoy, estamos convencidos de que otra Rioja es posible, y de que lo posible es un territorio digno de ser vivido en el que nuestros hijos e hijas crezcan y se desarrollen sin temor y en igualdad de oportunidades para poder estudiar, para acceder a la salud pública, para tener un trabajo digno. Nuestros jóvenes tienen derecho a un futuro con posibilidades reales y por lo tanto debemos profundizar nuestra democracia, esa es otra Rioja posible.

   Debemos entender que la política no es propiedad de nadie, y menos de aquellos que la usan para enriquecerse. La política es la herramienta que nos permite transformar lo que creemos que está mal, partiendo de la idea de que todo es POLÍTICO porque toda nuestra realidad está atravesada por conflictos en los que la desigualdad es la moneda corriente.

Por lo tanto, es nuestra tarea recuperar la política en nuestras manos y usarla en beneficio de los que más la necesitan; pero para ello no hay receta mágica sino que se requiere poner la vida y el cuerpo. La política puede entristecer, pero también puede enamorar, y enamora cuando lo que hacemos nos representa, como asistir a familias en situación de pobreza, recuperar una fuente de trabajo, formar una cooperativa, acompañar a trabajadores/as, luchar para  ampliar derechos, levantar las banderas de justicia por la violación de los Derechos Humanos de ayer y hoy, etc.

Para todos aquellos y aquellas que nos conocen, que ven cotidianamente nuestro trabajo con las cooperativas y con los sectores más vulnerables, deben saber que en estas elecciones es fundamental legitimar nuestras acciones, y eso podemos lograrlo si nos eligen como alternativa a la hora de votar el próximo 27 de octubre. Nos toca encabezar una lista para co-gobernar la ciudad capital de La Rioja y nuestro principal objetivo es que uno/a de nosotros/as  ocupe un lugar en las instituciones con el apoyo de la gente, y desde ahí amplificar nuestra voz.

Hoy, es tiempo de los sin voz, de los trabajadores, de los campesinos, de los cooperativistas, es hora de las mujeres y de la juventud. Compañeros y compañeras: ¡PORQUE CREEMOS, PODEMOS!

P/D: Las cintas rojas que ves en los pilares en el centro son un símbolo del federalismo y del FROP.