El cooperativista y referente del frente Riojano de Organización Popular (FROP) Fernando Gómez, hizo referencia a la beatificación del obispo asesinado durante la dictadura militar, Monseñor Enrique Angelelli como un intento de vaciar su figura del mensaje político y socialmente comprometido que predicó durante su pastoral.

“Yo tengo sentimientos encontrados en relación a la beatificación de Angelelli en particular”, manifestó Fernando Gómez, y recordó: “Nosotros, por primera vez a principio de los 90 cursando la secundaria empezamos a tener algún marco de referencia respecto de la pastoral de Angelelli en una dimensión no tanto religiosa, sino más política”.

Asimismo, Gómez indicó: “Participabamos en una marcha, que era una especie de vía crucis, junto a otros actores sociales, y nosotros hacíamos nuestro aporte”, y destacó: “A partir de ahí se construyó, para nosotros, una imágen que trascendía lo netamente religiosa, sino que se constituía en un sujeto de transformación”.

“La figura de Angelelli surge en la época en la que surgen personas como Tito Paoletti, Chacho Schaller, Ariel Ferraro, Daniel Moyano, en la que se conformaron espacios artísticos como Calíbar con Toto Guzmán, en un contexto argentino y latinoamericano en el que emergió Agustín Tosco”, señaló el referente de FROP, y agregó: “Todos ellos tenían la característica de no estar encorsetados en lo religioso, cultural, gremial o periodístico, sino que tenían un fuerte compromiso social y político que fue lo que los hizo trascender”.

A su vez, Gómez expresó: “La luz del “pelado” nos llega a nosotros desde el lado de una generación huérfana de referentes por la desaparición, la persecución y el exilio de toda esa generación del 60 y del 70, con toda esa impronta de quienes estaban dispuestos a dar la vida por una transformación”.

“Por eso tengo sentimientos encontrados con esto de la beatificación”, remarcó el referente del FROP, y detalló: “Hay una intención de dejarlo colgado de una estampita o se lo cuelgue en un cuadro en una iglesia a donde se le vaya a orar y se postergue esa acción transformadora a la que él le  ponía el cuerpo”.

Como parte del análisis de los efectos que pueda generar la beatificación de Angelelli, Gómez afirmó: “Por otro lado tengo la sensación de que con todo lo que está pasando va a llegar su mirada y su impronta a un montón de sujetos, trascendiendo generaciones”, y apuntó: “Pero el sistema se ha encargado siempre de que sujetos de su talla sean ubicados en este sistema donde no molesten, un poco lo que pasó con el Che, que hasta lo tomaron las multinacionales en función de vaciarlo de contenidos y compromiso”.

“Yo recuerdo haber participado del 25º aniversario de su asesinato, y fue un momento muy rico desde el punto de vista político porque se dio en un contexto de resistencia al neoliberalismo de los 90; y, en ese marco, fueron muchos los actores que se acercaron y participaron”, expresó el referente de FROP, y aseguró: “El pelado con su luz y su figura era una excusa para discutir la problemática que se está viviendo hoy, cosa que hoy me cuesta ver”.

En cuanto a los actos protocolares en torno a la beatificación de los mártires riojanos, Gómez aseveró: “Estuve viendo el programa de actividades y las iniciativas que están planteadas ahí y me parece que hay una negación de ese caudal político y revolucionario que tenía Angelelli”, y aclaró: “Nosotros como FROP, pero también como FERCOA hemos buscado, en cada una de nuestras intervenciones, poner énfasis en el mensaje y no nos hemos quedado con la cuestión tan retórica de las formas, sino con la posibilidad de poner el acento en su figura y su mensaje”.

“Casi toda nuestra plataforma y nuestra estructura está basada en la práctica y el compromiso del pelado y el marco teórico de Tito Paoletti con el sentido de llevar adelante una transformación en nuestra provincia con las características que tiene La Rioja”, explicó el referente del FROP respecto a las bases de la organización.

En ese sentido, Gómez sostuvo: “Nosotros hemos decidido quedar afuera de las iniciativas que se han estado promoviendo en torno a la beatificación”, y aclaró: “Vamos a estar participando, pero tenemos esa limitación con respecto a la mirada con la que esto se está llevando adelante, inclusive con la impronta que tiene la iglesia hoy por hoy, a pesar de que la iglesia riojana es una de las más progres en relación a las iglesias de otras provincias”.

“Cuando levantás la cabeza y mirás las características de Catamarca, Tucumán o Mendoza te das cuenta de que la iglesia de La Rioja tiene presente el mensaje de Enrique Angelelli, pero sigue estando muy distante de la problemática de la gente o de la discusión que se está llevando adelante desde nuestra comunidad”, expresó el referente del FROP, y agregó: “Termina siendo un dispositivo de disociación o de contención social que lo único que hace es poder acomodar las cargas para que esto se siga legitimando”.

De la misma manera, sobre el final de la entrevista, Gómez concluyó: “Por eso nos cuesta un poco la lectura en este marco de beatificación que creemos nosotros que atenta contra esta figura y esa impronta de transformación que fue la vida de estos sujetos que aportaron a nuestra historia y a nuestra construcción política”.